¿Cómo el modelo Market Fit ayuda al éxito de tu negocio?

Cuando un negocio se encuentra en la plena fase inicial de desarrollo, es imprescindible trabajar un excelente modelo Market Fit, debido a que será la base en la que se apoyen las estrategias restantes qu permitirán hacer que el producto o servicio pueda insertarse exitosamente en el mercado.

¿Qué es el modelo Market Fit?

El modelo Market Fit es un proceso a través del cual tu negocio puede definir su público objetivo y luego estimar la demanda que tendrá en un mercado específico. 

Para triunfar en el mercado no bastará solo con tener una buena idea, hay que entender el mercado y adaptarse a este. 

Existen muchísimos proyectos interesantes que al poco tiempo de comenzar fracasan. Es por ello que, para reducir las posibilidades de fracaso y aumentar las posibilidades de éxito, te recomendamos:

Definir el público objetivo

El público objetivo es tu cliente potencial. Esto te ayudará a que realizar segmentaciones oportunas basadas en insights de investigaciones previas.

Establecer la necesidad de tu producto o servicio 

El público objetivo es la razón de compra por parte de los clientes para adquirir tu producto o servicio, así como los impedimentos que puedan tener para alcanzarlo.

Definir el precio que estaría dispuesto a pagar el consumidor por tu producto o servicio

En cuanto hayas definido el perfil de tu público objetivo y la demanda que supone, debes pensar en el resto de las variables que pueden afectar el marketing: Precio, distribución y comunicación.

Además, al momento que fijes el precio debes tener en cuenta:

  • Si hay clientes dispuestos a pagar y cuál es el tamaño de ese mercado.
  • Que el producto o servicio acabado cueste menos para conseguir un cliente que lo que paga este cliente por tu producto. Esto significa asegurar el ROI (retorno de la inversión).
  • Estimar el crecimiento de la demanda sostenible en los próximos años.

Algunos beneficios que ofrece el modelo Market Fit

Las posibilidades de éxito de tu negocio se pueden multiplicar con un modelo Market Fit. Con tan solo colocar al consumidor en el centro del modelo de negocio, aumentas las posibilidades de alcanzar el éxito. 

Además, trabajar bajo este modelo implica contar con dos grandes beneficios:

  • Anticipa escenarios sobre la rentabilidad de tu negocio.
  • Contribuye a atraer nuevos inversores.

Cabe señalar que se debe tener en cuenta que los beneficios del modelo Market Fit no se reducen únicamente al análisis del mercado, sino que además estima sus potencialidades. Esto resulta muy interesante, en especial para proyectos tecnológicos costosos en los que se requiere de una excelente comunicación sobre las expectativas para atraer capital.

¿Por qué se debe revisar el modelo Market Fit con frecuencia?

Es de destacar que el modelo Market Fit debe revisarse constantemente, ya que se trata de un proceso vivo. Esto significa que puede verse afectado debido a la competencia, las tendencias del mercado o la aparición de nuevos agentes. 

Revisar permanentemente el Market Fit prevendrá problemas futuros. Además, te ayudará a encontrar nuevos nichos que logren ampliar tu mercado. En dicho proceso se pueden distinguir 3 etapas diferenciadas:

  1. Descubrimiento del cliente: Allí se define el target que tendrá tu producto o servicio.
  2. Validación de cliente: En este punto debes escuchar y observar el comportamiento del cliente con respecto a tu producto, validando o no lo que ya conoces de tus potenciales clientes.
  3. Crecimiento empresarial: Es cuando se hallan nuevos límites que aumentan el mercado actual y facilitan el descubrimiento de nichos.

Es necesario que los directivos de tu negocio se involucren en esta labor, independientemente del departamento al que pertenezcan, con el fin de que tengan una visión clara de cuáles son los clientes y sus principales insights. De esta form,a se facilita el proceso de integración en las funciones de su departamento dentro de la estrategia general de tu negocio. 

¿Por qué el modelo Market Fit puede fallar?  

A continuación te mostramos algunos motivos principales por los que el modelo Market Fit suele fallar, para que los tomes en cuenta y evites cometer estos errores que ponen en riesgo tu negocio:

No tomas en cuenta el modelo Market Fit

Parece increíble, pero uno de los principales fallos del modelo Market Fit es que, aunque se plasme en papel, no se tome en cuenta. 

Esto significa que la labor de comprobar la idea y aceptar el producto mínimo viable se suele obviar totalmente, dejarse en segundo plano o no efectuarse con el rigor necesario.

No cuentas con una solución adecuada

Aunque creas que tienes un producto o servicio grandioso, finalmente te das cuenta que los clientes no responden, ya sea porque el mismo no les aporta una solución o por no resultar un asunto importante para el cliente.

No existe mercado o el producto se convierte en inaccesible

Esto suele suceder cuando son muy pocos los clientes dispuestos a comprar tu producto, hasta el punto de hacerlo inviable en términos de rentabilidad. También ocurre cuando la competencia implanta barreras inmensas de entrada, donde prácticamente no consigues llegar a los clientes.  

Consigues ventas, pero los clientes no quedan satisfechos

Lograr tus primeros clientes no valdrá de nada si no quedan lo suficientemente satisfechos como para volver a utilizar tu producto o servicio. De lo contrario, no podrás encontrar engagement, fidelización y mucho menos viralidad. En caso de que el cliente no esté satisfecho, deberás ajustar tu producto o servicio lo más pronto posible y deberás hacerle notar el cambio.

También debes tener cuidado con el exceso de confianza producido por las ventas obtenidas al principio o por falta de recursos, tiempo o dejadez, pues se perderá sostenibilidad si no se realizan a tiempo las rectificaciones necesarias.

Ausencia del momento “A-ha” e insuficiente diferenciación

El factor diferenciador es, definitivamente, clave para el éxito, especialmente en mercados saturados.

El modelo Market Fit suele fallar en los servicios en mercados competitivos de infoproductos, debido a que la solución que se propone no se diferencia lo suficiente, ni consigue el efecto “A-ha“ en el cliente.

Falta de coordinación entre el jefe de producto y las otra áreas del negocio

Por lo general, a las pequeñas empresas les es más fácil evitar este error, debido a que la misma persona es la que toma las decisiones sobre el producto, la estrategia y el marketing. Pero en empresas grandes, la existencia de distintos departamentos hace más difícil la toma de decisiones. Es necesario que sepas que los conflictos desde variadas perspectivas surgirán, pues las ventas, el plan de marketing y la estrategia de negocio son igual de importantes.  

De esta manera, si lo que deseas es adaptar tu producto al mercado, es importante crear un vínculo entre estos 3 puntos (ventas, marketing y negocio). Para ello necesitas ingresar una nueva figura: el jefe de producto (o Product Manager), con quien podrás entrelazar los intereses de tu negocio, sacarle el máximo partido a las acciones de marketing y aumentar tus ventas.  

En Kurios hemos cocreado el curso de Digital Product Management, que te permitirá lanzar nuevos productos digitales innovadores en un mundo cambiante y altamente competitivo. Podrás identificar oportunidades de mercado, definir el mínimo producto a construir y mucho más. ¡Apúntate!







Categorías

Publicaciones recientes

Recibe contenido exclusivo de la industria digital

La mejor fuente de información , tips, historias, guías y las mejores practicas de la industria.
Al hacer click en Enviar, estás aceptando nuestra Política de Privacidad y Términos y Condiciones de Uso. Además, acepto recibir comunicaciones de marketing de Kurios que pueden incluir correos, mensajes de texto y llamadas de Kurios a la dirección de correo y número celular brindados en el formulario.
¡Gracias por suscribirte a nuestro Newsletter!
Oops! Something went wrong while submitting the form.